Pelotitas de colores

¡Muy buenos días!

¿Que tal el mega puente? Nosotros aprovechándolo para hacer alguna que otra actividad, como la que os explico hoy.

Una manera diferente de aprender las matemáticas con los más pequeños, de esta manera le damos significado a los aprendizajes con objetos cotidianos y cercanos a ellos/as. Es más, se favorece la reflexión.

Con esta actividad trabajamos el área lógico-matemática construyendo y relacionando conceptos. Un aprendizaje básico para el desarrollo cognitivo.

Con esta divertida actividad trabajamos las áreas de percepción, atención y memoria. Un juego de repetición que ayuda a consolidar nuevos esquemas. El niño/a manipula las pelotas, observa los colores y clasifica y/o agrupa.

Los colores potencian la imaginación y fantasía, además aprenden vocabulario nuevo como: colores, números, dentro, fuera, plástico, cartón, muchos, pocos, otra, etc.

A medida que vamos encestando las pelotas, las podemos ir contando y así empezar a relacionar cantidad con números.

Espero que os haya gustado la idea y mejor aun, que os pueda servir.

¡Feliz fin de semana!

Anuncios

Mi primer coche

Edad: 12 – 24 meses

¿Que podemos hacer con una caja de cartón? Un montón de actividades, pero hoy os enseño una manualidad que da mucho juego.

Podemos crearlo como más guste: de policía, camión de bomberos, un coche de la película Cars, como más os guste, cada uno con su creatividad. ¡Imaginación al poder!

Yo he escogido el de policía.

Objetivos

– Potenciar la creatividad del niño/a.

– Potenciar la relación entre padres/madres e hijos/as.

– Reforzar la identidad personal y la autoestima.

– Pasar un rato agradable.

– Aprender diferentes sonidos.

– Relacionar sonido y objeto.

– Dar a conocer la importancia de la seguridad vial.

– Disfrutar de una actividad placentera.

– Respetar el ritmo del niño/a.

– Experimentar libremente.

Material

– 1 caja de cartón grande

– Pintura

– 5 tapones de garrafas (para el volante y las ruedas)

– 5 platos de plástico (para el volante y las ruedas)

– 2 vasos de plástico color amarillo para las luces delanteras

– 1 vaso de plástico rojo (para la sirena)

– Cinta americana o de color negro

– 2 cuerdas (para sujetar la caja en los hombros y así tener las manos libres)

Proceso

1. Recortar la tapa superior e inferior de la caja.

2. Decorar la caja de la manera que más nos guste.

3. Recortar dos agujeros a cada lado de la caja para que el niño/a pueda sujetarla con las manos o bien 4 agujeros para poder pasar las cuerdas.

De esta manera tenemos una actividad libre donde el niño/a puede coger solo el coche y moverse por donde decida.

Podemos animarlo a que imite el sonido de la sirena, del motor, de una frenada, del cláxon, etc.

El juego se puede ir ampliando y dirigiendo a medida que el infante crezca, añadiendo un circuito, los colores de un semáforo, dejar pasar a los transeúntes en un paso de cebra, parar en una señal de STOP, etc.

Los padres y madres podemos escoger el rol de policía o de transeúnte o con otro auto para nosotros.

Con este juego empezamos a introducir al niño/a la importancia de la seguridad vial.

¡Feliz fin de semana!

¡Mira como me crece el pelo!

En 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 3 de marzo como Día Mundial de la Naturaleza y llegada ya la primavera, a pesar de las temperaturas tan bajas que tenemos, me he acordado de la siguiente actividad.

¿Os acordáis de los experimentos que hacíamos en la escuela? Yo recuerdo especialmente uno, el de plantar una judía.

Se puede hacer con varios tipos de semillas, pero si en la escuela apostaban por la judía es, seguramente, porqué en la mayoría de los casos funciona.

OBJETIVOS

  • Desarrollar el razonamiento hipotético deductivo (si regamos, la hierba crecerá).

  • Desarrollar la responsabilidad y el compromiso (hay que regar para que crezca y se mantenga en vida)

  • Concienciar y sensibilizar en el cuidado y respeto por la naturaleza.

  • Conocer las partes de una planta.

  • Ser pacientes.

MATERIAL

  • 1 vaso de yogur

  • Papel de cocina o algodón

  • Las semillas (lentejas / judías / garbanzos)

  • Un poco de agua (2 cm)

ACTIVIDAD

Edad:a partir de los 2 o 3 años

En el vaso ponemos el papel o el algodón haciendo presión a las semillas para que no caigan hacia el fondo. Por tanto, colocamos las semillas hacia la mitad, más o menos, del vaso. Mejor un vaso de cristal porqué así observaremos el proceso del experimento.

Añadimos el agua que absorberá el papel o algodón, así las semillas se humedecerán necesariamente lo justo.

Hay que ir manteniendo esta humedad, así que iremos regando cuando convenga (muy poca agua).

Una vez las judías (o semillas) ya tengan un tamaño adecuado (cuando veamos que ya crece la raíz) la plantaremos en una maceta divertida y personificada como ésta. Con la cara de nuestros hijos/as. Os aseguro que les encantará, porqué la hierba o la planta parecerá su pelo.

Si no os apetece hacer el experimento, podéis comprar semillas de hierba, plantarlas en el macetero y hacer crecer “el pelo”.

Cuando veamos que el pelo es demasiado largo (en el caso de la hierba), el niño/a podrá hacer de peluquero/a utilizando las tijeras para cortar.

A medida que observamos el experimento, es importante explicar a nuestros hijos/as que las plantas son seres vivos que necesitan del agua, del sol, del aire y de los nutrientes de la tierra para poder crecer. Explicar las partes de la planta : la raíz, el tallo y las hojas. Hacerles entender que es un proceso lento en el que hay que ser pacientes y buenos observadores.

Fácil ¿verdad? Pues a ver si os animáis y hacéis con vustros peques un macetero bien divertido.

¡Feliz fin de semana!

LITTLE ACTION

El juego ¡Es la hora de la fiesta en la selva!

Hoy os voy a mostrar un juego divertido, de manipulación y destreza, para los más pequeños (y para los más grandes también).

Se llamaLittle Actiony es un juego de desafíos para ganar medallas. ¡Cómo nos gusta ganar medallas!

La edad recomendada por el fabricante es de 2 años y medio a 5. Pueden jugar de 2 a 4 jugadores y las partidas son de 10 minutos.

Contiene 6 muñecos, 20 cartas de desafíos y 12 medallas.

Nos gusta porqué…

Este juego nos gusta, primeramente, porqué es un juego para poder disfrutar en familia y pasar un rato divertido con nuestra pequeña. Cuando el día no acompaña y debemos pasarlo en casa, hay que buscar recursos como éste.

El material del juego está pensado para que dure; los muñecos de plástico, atractivos, graciosos y coloridos. MinnieYo (mi hija) ya tiene a su favorito; le encanta el mono de color lila. Sigamos. Las cartas gruesas, no se doblan y las puede coger fácilmente.

¿Y que es lo mejor de un juego?

¡Ganar! Pues con este juego si ganas el desafío te llevas una medalla y gana el que más medallas tiene.

Ella lo entendió rápidamente y le gustó mucho. Le hace mucha gracia las pruebas, la verdad es que son divertidas y nos reímos mucho al jugar.

En las siguientes imágenes vemos como MinnieYo, en su desafío, logra montar la figura.

Este juego nos ayuda a:

  • Estimular la motricidad fina

  • Desarrollar la destreza óculo-manual

  • Trabajar para obtener paciencia

  • Observar que dificultades puede tener el niño/a.

  • Disfrutar de actividades en familia, logrando que nuestro/a pequeño/a se sienta querido/a y por tanto, aumentar la autoestima de nuestro hijo/a.

  • Pasar un rato agradable, divertido, distraído y educativo.

Ya sabéis que aunque juguemos para divertirnos, siempre miro la parte educativa y de estimulación para sacarle el máximo rendimiento al juego.

Y como éste nos ha encantado os lo recomiendo. Podéis comprarlo en la web de jugaia (mejor precio que en Amazon). Os he enlazado la web en el nombre, clicad y comparad vosotros mismos los precios.

¡Feliz fin de semana!

Pongo … saco …

Los bebés pronto se descubren sus manos y deben saber como utilizarlas y hacer cosas con ellas. Es a partir de los seis meses que empiezan a examinar los objetos que sujetan con ellas.

Golpearán, cogerán, tocarán, y se lo llevarán a la boca. Todo lo que puedan coger, hacia los cuatro meses de vida irá a parar a su boca. Ellos exploran y experimentan a través de ella. Le proporciona una información más eficaz que cualquier otro sentido. Esto es gracias a que por la lengua pasan muchas terminaciones nerviosas. Cuando el bebé introduce en su boca un objeto, está explorando e investigando de todas las maneras posibles.

Las actividades que harán desarrollar la destreza óculo-manual son las que ayudan a coordinar los movimientos de la mano con el ojo. Así cuando el infante coja un objeto lo llevará donde ponga su ojo de forma coordinada. Casi todas nuestras actividades diarias (escribir en un papel, conducir un coche, cerrar con lave la puerta, etc.) precisan de esta coordinación, por eso es tan importante estimularla con actividades como la que os propongo hoy.


ACTIVIDAD

Edad: de 6 a 12 meses

Literatura infantil


La literatura infantil no solo es el cuento. También la poesía, el teatro o los cómics juegan un papel muy importante.

Pero os voy a hablar sobre…

El cuento

El cuento es importante por su valor explicativo y de comprensión del mundo externo a la interpretación de los sentimientos, la expresión de la experiencia y la crítica de la sociedad.

El primer contacto con el cuento se produce a través de la familia. Y nuestra voz, la voz materna es elemento tranquilizador, protector (la del padre también). Con tonos afectivos así despertamos el interés oral del infante.

Empezamos con las canciones de cuna y luego ya contamos cuentos. Contar cuentos favorece la predisposición al niño a la literatura de una forma positiva, hará que el niño aumente su vocabulario, tendrá un mejor dominio del idioma. Si les hacemos partícipes a la hora de contar el cuento, desarrollarán una capacidad de síntesis. Su imaginación crecerá en potencia. Conocerá muchas épocas y lugares distintos.

El primer libro que ofrecí a mi hija fue “Bebés del mundo”.

Mi pequeña mirando el libro de "Bebés del mundo"

Un libro de tapa dura con ilustraciones grandes. Me acuerdo lo contenta que se ponía al ver caras de niños/as, le encantaba. La colocaba boca abajo en su cambiador y ella levantaba su cabecita para poder observar a esos bebés del mundo. De esta manera desarrollaba su fuerza para levantar la cabecita.

Me encanta leerle libros, es nuestro momento madre-hija, donde no se valen las interrupciones,

donde nos acompañan las caricias y los besos, nuestro ratito íntimo para hablar de nuestras cosas. ¡Adoro ése momento!

Una luz tenue nos acompaña, silencio, tranquilidad en la habitación, justo lo que necesitamos para despedir el día, para saludar a la luna y darle la bienvenida.

De esta manera favorecemos una relación afectiva, de la que espero que más adelante le cueste prescindir.

“El cuento es una cajita de sentimientos”

En los cuentos todo puede suceder, el cuento es el reino de la fantasía y en la vida de nuestros pequeños, la fantasía ocupa un lugar principal, permitiendo expresarse libremente. Los héroes no envejecen, los objetos toman vida, los animales y vegetales se humanizan, se transforman, tienen poderes para poderse enfrontar a situaciones difíciles, etc. ¿Cómo no nos van a gustar los cuentos?

Dejo que ella escoja que quiere escuchar, la lectura tiene que venir de gusto, tiene que ser motivadora. Así que cada noche le pregunto y ella escoge.

Además, disfruto mucho contándole un cuento, poniendo diferentes voces a los personajes, dándoles énfasis e importancia a cada uno de ellos, usando onomatopeyas, vuelvo a una infancia junto a ella. Vivida de otra forma, pero con mucha imaginación y sobretodo, disfrutándolo juntas. Veo como goza escuchándolos, como observa las ilustraciones, como reproduce lo que leo, como se relaja, a veces no da tiempo ni de acabar el cuento porqué el sueño y el cansancio le ganan.

Las emociones

Edad: a partir de los 20 meses (orientativo). La edad recomendada es para poner en práctica la siguiente actividad, no para empezar a leerles cuentos. Yo empecé hacia los 7 meses de vida.

Actividad

En esta actividad estimularemos el desarrollo de la inteligencia emocional.

  1. Léele un cuento a tu hijo/a, haciendo especial énfasis en las emociones de los personajes.

  2. Muéstrale en las imágenes señales de diversas emociones y háblale sobre ellas.

  3. Al terminar el cuento puedes preguntar al pequeño/a sobre las emociones y los personajes, observando si lo relaciona. Nombrar los nombres de los personajes y que el niño/a los señale.

Es importante que el niño/a no sea mero destinatario pasivo, sino activo receptor.

Los elementos básicos que debe reunir un cuento han de ser:

  • Potenciar la imaginación

  • Tener un lenguaje apropiado

  • Favorecer el valor educativo

  • Tener un sentido lúdico y divertido

  • Que haga despertar en el niño su curiosidad y su potencial intelectual.

Las funciones de la literatura infantil han de ser:

  1. Ha de servir de vehículo de comunicación y de expresión.

  2. Ha de ser un mecanismo transmisor de valores.

  3. Ha de acercar al niño al mundo que le rodea.

Esta semana con ella voy a empezar a leerle el “Emocionario”.

¿Qué quiero conseguir con “Emocionario”?

Me gustaría que mi hija, cuando sea mayor, sea persona, sea humana, respectuosa, empática, tolerante, cálida y cercana. Creo que debo enseñarle que tipo de emociones podemos sentir, de que manera se pueden expresar y que es muy importante ser asertivo, saber expresarnos con educación sin hacer daño a nadie, pero sabiendo que tenemos ese derecho. El derecho a expresarnos.

Es un libro mágico, con una breve y clara explicación y con unas bonitas ilustraciones, bastante abstractas para que el niño/a saque su poder imaginativo.

Así que un día descubrí este fabuloso libro que nos explica que son las emociones.

A continuación podéis encontrar actividades relacionadas con el libro. Para cada etapa y para cada emoción. ¡Es fantástico!

Os dejo unos enlaces para trabajar las emociones:

Emociones

Trabajar las emociones en inglés

Fichas para infantil

Espero que os haya gustado, y como siempre

¡Feliz fin de semana!

Montessori en casa

ACTIVIDADES MONTESSORI EN CASA

Os quiero hablar de algo que hoy en día parece una moda, pero que en realidad se empezó a utilizar a finales del s.XIX: La filosofía Montessori.

¿Quién era Maria Montessori?

María Montessori (1870 – 1952) fue la primera mujer médico en Italia. Concluyó que los niños/as construyen su aprendizaje a partir de lo que existe en el ambiente.

Comenzó su tarea en una de las comunidades más pobres de Roma; su propósito era mejorar la sociedad, partiendo del estrato con menos recursos.

El aporte principal de Montessori para el mundo ha sido del método montessoriano en el que los niños/as aprenden a leer, escribir, contar y sumar por si mismos, sin ayuda de los adultos, antes de los 6 años.

Este método está basado en observaciones científicas relacionadas con la capacidad de los infantes que tiene para absorber conocimiento de sus alrededores, así por el interés que tuvieran éstos por los materiales manipulables.

Basándose en los conceptos de puerocentrismo, individualidad y autoeducación trabajó en la educación de los sentidos y la educación de los procesos intelectuales, a través de materiales como la Torre Rosa o el Tablero Excavado.

La Torre Rosa forma parte del área sensorial, y trabaja no sólo el desarrollo visual, lenguaje (grande-pequeño), concentración, orden, sino que también prepara al niño para las matemáticas.

Todo lo relacionado con los objetos de la vida cotidiana (cordones,vasos, plásticos, etc.) le sirvieron como elementos para desarrollar en el niño el sentido del orden y la psicomotricidad. La eficacia de este material radica en la comprensión de la actividad intelectual y el desarrollo moral del infante.

Así que después de toda esta explicación ya sabéis porqué me gusta buscar actividades de este tipo.

ACTIVIDAD PARA NIÑOS DE 2 AÑOS

Ordenar y clasificar

Esta actividad favorece la adquisición de una buena estructura mental, que nos prepara para las matemáticas, en realidad se están trabajando (clasificar, ordenar, agrupar, seriar, etc.) y ampliando el razonamiento lógico del niño/a.

A partir de los 2 años crean representaciones mentales simbólicas. Es un momento que el niño es capaz de recordar y reproducir actos conocidos y sin la presencia de estos actos. Podemos decir que ya ha asimilado el proceso simbólico y el de socialización. La evolución intelectual del infante permite interiorizar las características de los objetos y establecer relaciones entre ellos.

En esta fase utilizaremos materiales que también haya utilizado en fases anteriores, que le sean familiares y que ya haya explorado.

Así que en esta actividad necesitaremos:

  • Rollos de papel de cocina o bien, rollos de papel de váter

  • Pintura

  • Bolas de algodón o palos de colores

  • Cuencos

  • Cinta de doble cara

Para empezar nos gusta ambientar la habitación con música infantil o de relajación de fondo. Que no moleste, que no altere, solo que acompañe la actividad.

  1. Presento los diferentes materiales a mi pequeña. Así los manipula, los observa e incluso les da otras funciones diferentes a las que yo les había atribuido en un principio.¡Los rollos pueden ser también micrófonos!

  2. Preparamos juntas el material. Pintamos los rollos de los colores que queramos. Hemos escogido amarillo, verde y azul, más adelante iremos añadiendo otros.

  3. En este caso hemos comprado unos palos también de colores y utilizaremos los de color amarillo, los verdes y los azules.

  4. Ahora solo tiene que ir clasificando los palos en cada rollo.

    Es una actividad fácil de preparar, económica y entretenida. Espero que os haya gustado y ¡Feliz fin de semana!