Estamos de vuelta

¡Buenos días!

Que alegría poder decir que ya estoy de vuelta y con muchas ganas de poder enseñaros las actividades infantiles que más me gustan, opiniones, juguetes infantiles, ropa y muchas otras cosas.

Así que para empezar hoy voy hablaros de…

¡ACTIVIDADES MONTERSSORI!

Como ya sabéis, intento seguir este tipo de corriente educativa. He de confesar que no siempre lo consigo, ya sea por el ritmo de vida tan acelerado que llevamos o porqué simplemente, me equivoco queriéndolo hacer todo yo. Es verdad, que cada día intento mejorarlo, pero a menudo yerro.

También es cierto que a menudo, estamos haciendo este tipo de actividades sin darnos cuenta: ¿cuantas veces los niños/as nos ayudan a recoger la ropa del tenderete?, ¿limpian el polvo?, ¿preparan la mesa?… ¡Pues sí! Todo esto tan normal y habitual son actividades que las clasificamos como Montessori.

Mi hija parece tener la gran obsesión de hacerlo todo sola, ¿a quién se parecerá? Así que normalmente dejo que me ayude a lo que sea, ya que si no es así, se armaría una buena. Pero claro, estando rodeada de adultos independientes y autónomos ¿que puedo esperar de ella? Y cuando hablo de ella, no me refiero solo a mi hija, si no a la mayoría de infantes que habitan nuestro planeta.

Hoy me voy a centrar en el paraíso de la cocina. Ese paraíso tan estimulante y tan peligroso a la vez si no tenemos cuidado. Tocamos, olemos, chupamos, manipulamos, observamos, un lugar que nos ofrece infinitas actividades con los recursos que ya disponemos en casa.

A menudo, pensamos en comprar los mejores juguetes del mercado y a la vez, los más caros,  creyendo que nos ofrecen las mejores actividades educativas y no nos damos cuenta que lo mejor lo tenemos cerca, en nuestra casa.

La cocina nos ofrece la posibilidad para que nuestro pequeño/a nos ayude con la actividad que vamos a realizar como adulto y eso a ellos/as les apasiona.

¡Como le gusta a mi pequeña poder decir que me ayuda porqué ya es grande!

Lo único que adapté para ella fue un banco Montessori para que pudiese subirse (en ves de una silla) y acercarse a la encimera.

IMG_2317

Sinceramente, el material que ella utiliza no se lo suelo adaptar, los utensilios son reales los que podemos encontrar en cualquier cocina. A la hora de poner la mesa, ella lo hace en la nuestra. Nada de mesa pequeña para ella, pienso que debe sentarse a comer junto a nosotros y desarrollar su comportamiento social al participar de la vida familiar. Si no llega a poner los cubiertos adecuadamente, a medida que se haga más grande ya lo hará. Le podemos facilitar esta tarea creando unos manteles individuales en los que podemos dibujar los contornos de los objetos que vamos a utilizar para comer: vaso, plato y cubiertos.

Mantel-guia-588x350

¡Vamos a cortar!

Para empezar con esta tarea tan atractiva para ellos y tan preocupante para nosotros, podemos empezar con un pelador de verduras o de patatas. Primero hay que enseñarle a utilizarlo y explicarle lo peligroso que puede llegar a ser si no vigilamos.  Durante esta actividad, hay que asegurarse que los cortes se hacen de izquierda a derecha, nunca al revés. Cuando sea el turno de la criatura nunca debemos dejar de vigilarlo. Así podemos empezar por alimentos más tiernos como por ejemplo un plátano.

Con estas actividades establecemos unas normas a seguir: lavarnos las manos antes de manipular los alimentos, tirar los restos a la basura, limpiar la encimera con el paño y agua (podemos llenar un pulverizador), limpiar el material, guardarlo y recoger.

Con esto estará contento/a de poder participar en las actividades que cada día realizan los padres y las madres. Y realmente, lo que sí he podido comprobar, es que al cocinar, está más motivada a la hora de comer. ¿Os animáis a probar?

¡Hasta la próxima!

Mamarazzi

 

 

Anuncios

Pelotitas de colores

¡Muy buenos días!

¿Que tal el mega puente? Nosotros aprovechándolo para hacer alguna que otra actividad, como la que os explico hoy.

Una manera diferente de aprender las matemáticas con los más pequeños, de esta manera le damos significado a los aprendizajes con objetos cotidianos y cercanos a ellos/as. Es más, se favorece la reflexión.

Con esta actividad trabajamos el área lógico-matemática construyendo y relacionando conceptos. Un aprendizaje básico para el desarrollo cognitivo.

Con esta divertida actividad trabajamos las áreas de percepción, atención y memoria. Un juego de repetición que ayuda a consolidar nuevos esquemas. El niño/a manipula las pelotas, observa los colores y clasifica y/o agrupa.

Los colores potencian la imaginación y fantasía, además aprenden vocabulario nuevo como: colores, números, dentro, fuera, plástico, cartón, muchos, pocos, otra, etc.

A medida que vamos encestando las pelotas, las podemos ir contando y así empezar a relacionar cantidad con números.

Espero que os haya gustado la idea y mejor aun, que os pueda servir.

¡Feliz fin de semana!

Mi primer coche

Edad: 12 – 24 meses

¿Que podemos hacer con una caja de cartón? Un montón de actividades, pero hoy os enseño una manualidad que da mucho juego.

Podemos crearlo como más guste: de policía, camión de bomberos, un coche de la película Cars, como más os guste, cada uno con su creatividad. ¡Imaginación al poder!

Yo he escogido el de policía.

Objetivos

– Potenciar la creatividad del niño/a.

– Potenciar la relación entre padres/madres e hijos/as.

– Reforzar la identidad personal y la autoestima.

– Pasar un rato agradable.

– Aprender diferentes sonidos.

– Relacionar sonido y objeto.

– Dar a conocer la importancia de la seguridad vial.

– Disfrutar de una actividad placentera.

– Respetar el ritmo del niño/a.

– Experimentar libremente.

Material

– 1 caja de cartón grande

– Pintura

– 5 tapones de garrafas (para el volante y las ruedas)

– 5 platos de plástico (para el volante y las ruedas)

– 2 vasos de plástico color amarillo para las luces delanteras

– 1 vaso de plástico rojo (para la sirena)

– Cinta americana o de color negro

– 2 cuerdas (para sujetar la caja en los hombros y así tener las manos libres)

Proceso

1. Recortar la tapa superior e inferior de la caja.

2. Decorar la caja de la manera que más nos guste.

3. Recortar dos agujeros a cada lado de la caja para que el niño/a pueda sujetarla con las manos o bien 4 agujeros para poder pasar las cuerdas.

De esta manera tenemos una actividad libre donde el niño/a puede coger solo el coche y moverse por donde decida.

Podemos animarlo a que imite el sonido de la sirena, del motor, de una frenada, del cláxon, etc.

El juego se puede ir ampliando y dirigiendo a medida que el infante crezca, añadiendo un circuito, los colores de un semáforo, dejar pasar a los transeúntes en un paso de cebra, parar en una señal de STOP, etc.

Los padres y madres podemos escoger el rol de policía o de transeúnte o con otro auto para nosotros.

Con este juego empezamos a introducir al niño/a la importancia de la seguridad vial.

¡Feliz fin de semana!

¡Mira como me crece el pelo!

En 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 3 de marzo como Día Mundial de la Naturaleza y llegada ya la primavera, a pesar de las temperaturas tan bajas que tenemos, me he acordado de la siguiente actividad.

¿Os acordáis de los experimentos que hacíamos en la escuela? Yo recuerdo especialmente uno, el de plantar una judía.

Se puede hacer con varios tipos de semillas, pero si en la escuela apostaban por la judía es, seguramente, porqué en la mayoría de los casos funciona.

OBJETIVOS

  • Desarrollar el razonamiento hipotético deductivo (si regamos, la hierba crecerá).

  • Desarrollar la responsabilidad y el compromiso (hay que regar para que crezca y se mantenga en vida)

  • Concienciar y sensibilizar en el cuidado y respeto por la naturaleza.

  • Conocer las partes de una planta.

  • Ser pacientes.

MATERIAL

  • 1 vaso de yogur

  • Papel de cocina o algodón

  • Las semillas (lentejas / judías / garbanzos)

  • Un poco de agua (2 cm)

ACTIVIDAD

Edad:a partir de los 2 o 3 años

En el vaso ponemos el papel o el algodón haciendo presión a las semillas para que no caigan hacia el fondo. Por tanto, colocamos las semillas hacia la mitad, más o menos, del vaso. Mejor un vaso de cristal porqué así observaremos el proceso del experimento.

Añadimos el agua que absorberá el papel o algodón, así las semillas se humedecerán necesariamente lo justo.

Hay que ir manteniendo esta humedad, así que iremos regando cuando convenga (muy poca agua).

Una vez las judías (o semillas) ya tengan un tamaño adecuado (cuando veamos que ya crece la raíz) la plantaremos en una maceta divertida y personificada como ésta. Con la cara de nuestros hijos/as. Os aseguro que les encantará, porqué la hierba o la planta parecerá su pelo.

Si no os apetece hacer el experimento, podéis comprar semillas de hierba, plantarlas en el macetero y hacer crecer “el pelo”.

Cuando veamos que el pelo es demasiado largo (en el caso de la hierba), el niño/a podrá hacer de peluquero/a utilizando las tijeras para cortar.

A medida que observamos el experimento, es importante explicar a nuestros hijos/as que las plantas son seres vivos que necesitan del agua, del sol, del aire y de los nutrientes de la tierra para poder crecer. Explicar las partes de la planta : la raíz, el tallo y las hojas. Hacerles entender que es un proceso lento en el que hay que ser pacientes y buenos observadores.

Fácil ¿verdad? Pues a ver si os animáis y hacéis con vustros peques un macetero bien divertido.

¡Feliz fin de semana!

LITTLE ACTION

El juego ¡Es la hora de la fiesta en la selva!

Hoy os voy a mostrar un juego divertido, de manipulación y destreza, para los más pequeños (y para los más grandes también).

Se llamaLittle Actiony es un juego de desafíos para ganar medallas. ¡Cómo nos gusta ganar medallas!

La edad recomendada por el fabricante es de 2 años y medio a 5. Pueden jugar de 2 a 4 jugadores y las partidas son de 10 minutos.

Contiene 6 muñecos, 20 cartas de desafíos y 12 medallas.

Nos gusta porqué…

Este juego nos gusta, primeramente, porqué es un juego para poder disfrutar en familia y pasar un rato divertido con nuestra pequeña. Cuando el día no acompaña y debemos pasarlo en casa, hay que buscar recursos como éste.

El material del juego está pensado para que dure; los muñecos de plástico, atractivos, graciosos y coloridos. MinnieYo (mi hija) ya tiene a su favorito; le encanta el mono de color lila. Sigamos. Las cartas gruesas, no se doblan y las puede coger fácilmente.

¿Y que es lo mejor de un juego?

¡Ganar! Pues con este juego si ganas el desafío te llevas una medalla y gana el que más medallas tiene.

Ella lo entendió rápidamente y le gustó mucho. Le hace mucha gracia las pruebas, la verdad es que son divertidas y nos reímos mucho al jugar.

En las siguientes imágenes vemos como MinnieYo, en su desafío, logra montar la figura.

Este juego nos ayuda a:

  • Estimular la motricidad fina

  • Desarrollar la destreza óculo-manual

  • Trabajar para obtener paciencia

  • Observar que dificultades puede tener el niño/a.

  • Disfrutar de actividades en familia, logrando que nuestro/a pequeño/a se sienta querido/a y por tanto, aumentar la autoestima de nuestro hijo/a.

  • Pasar un rato agradable, divertido, distraído y educativo.

Ya sabéis que aunque juguemos para divertirnos, siempre miro la parte educativa y de estimulación para sacarle el máximo rendimiento al juego.

Y como éste nos ha encantado os lo recomiendo. Podéis comprarlo en la web de jugaia (mejor precio que en Amazon). Os he enlazado la web en el nombre, clicad y comparad vosotros mismos los precios.

¡Feliz fin de semana!

Pongo … saco …

Los bebés pronto se descubren sus manos y deben saber como utilizarlas y hacer cosas con ellas. Es a partir de los seis meses que empiezan a examinar los objetos que sujetan con ellas.

Golpearán, cogerán, tocarán, y se lo llevarán a la boca. Todo lo que puedan coger, hacia los cuatro meses de vida irá a parar a su boca. Ellos exploran y experimentan a través de ella. Le proporciona una información más eficaz que cualquier otro sentido. Esto es gracias a que por la lengua pasan muchas terminaciones nerviosas. Cuando el bebé introduce en su boca un objeto, está explorando e investigando de todas las maneras posibles.

Las actividades que harán desarrollar la destreza óculo-manual son las que ayudan a coordinar los movimientos de la mano con el ojo. Así cuando el infante coja un objeto lo llevará donde ponga su ojo de forma coordinada. Casi todas nuestras actividades diarias (escribir en un papel, conducir un coche, cerrar con lave la puerta, etc.) precisan de esta coordinación, por eso es tan importante estimularla con actividades como la que os propongo hoy.


ACTIVIDAD

Edad: de 6 a 12 meses

Pompones y pinza

La actividad de esta semana es agarrar con una pinza unos pompones coloridos y desarrollar la motricidad fina. La edad aproximada para poner en práctica es a partir de los 30 meses (actividad de 2 a 3 años).

Sobre los 8 – 9 meses de edad, los bebés empiezan a hacer este gesto con sus dedos.

Como ya he mencionado en otras publicaciones, la motricidad fina es la habilidad de coordinar diferentes grupos musculares pequeños con precisión.

Es importante estimular al niño/a con este tipo de actividades para que luego le resulte más fácil la grafomotricidad. Es decir, que a la hora de aprender a escribir, dibujar, pintar, etc. lo haga con más destreza.

La actividad que os propongo la clasifico en tres puntos de vista: la destreza con las manos, la destreza con los dedos y la coordinación óculo-manual.

Es muy importante saber que cuando nuestro pequeño afronta nuevos retos y concienciado/a de que ha logrado el objetivo, su satisfacción es inmediata.

Es hacia los 30 meses aproximadamente que se inicia el control global de la coordinación óculo-manual. Cuando nuestro hijo/a es capaz de conducir su mano donde indica su ojo, significa que controla el gesto.

ACTIVIDAD

MATERIAL

1. Pompones de diferentes colores

2. Pinza

3. Cesto

4. Plantillas

  • Tenemos unas plantillas con círculos de colores.

  • El niño/a debe poner los pompones con las pinzas igual que en el modelo.

Nosotras en este caso nos quedamos sin tinta en la impresora, pero no fue un impedimento, al contrario. Pintamos las láminas modelo de los colores que quisimos y añadimos una actividad nueva a la que ya teníamos preparada.

El material comprado es muy económico, cosa también importante. No hace falta gastarse mucho para pasar un buen rato. Nuestros pequeños no valoran la cantidad de dinero gastado en juguetes pero si, la calidad de rato con ellos/as.

Una actividad muy económica y con diferentes posibilidades. Dejad que vuestro pequeño reinvente la actividad, seguro que le saca mucho partido y observareix cuánta creatividad cabe en una cabecita tan chiquitita.

Os dejo un ejemplos de plantillas, pero las podéis hacer como os gusten más.

Espero que os haya gustado y como siempre os deseo un …

¡Feliz fin de semana!