Hablemos de este Real Madrid

O más bien hablemos de lo que ha hecho Florentino Pérez con este Real Madrid. Nos regaló a Zinedine Zidane, dos veces. Etapa gloriosa, las dos veces. Logró lo inlograble hasta ahora, 3 champions consecutivas.

Está bien, dejó que se marchara Cristiano Ronaldo y a todos nos hubiera gustado ver retirarse en el Real Madrid a una leyenda como él y por fin despedir, como bien merece, a un jugadorazo. Está visto que ésta es una tarea pendiente del presi. Pero la cabeza de Florentino estaba en otra parte y lo dijo el misml Cr7 “Siento que el presidente ya no me ve como un imprescindible” y está claro que dejó de darle el valor que necesitaba Cristiano porqur la cabeza de Floren andaba en otras cosas; observaba lo que ocurría y es que se habían establecido titularísimos y eso iba a desembocar en no mover el culo, así que implantó una nueva estrategia “que unos apretaran a otros y para lograr esto había que tener a los que apretaran.”

Y ojito, ojito a lo que nos ha traído. Un equipo promesa. Un equipo oxigenado. Un equipo joven. Un equipo de futuro.

La jugada le ha salido bien y vale que ha habido un sacrificio que hacer: una mala racha de partidos perdidos que nos han condenado en esta liga. Pero es que estamos descubriendo a un Marcos Llorente que apreta a Casemiro y saca lo mejor de los dos, a una perla como es Vinicius que cuando se pula va a marcar un antes y un después. Ceballos está empezando a asomar la cabeza. De acuerdo que Isco no sale bien parado de esto. Modric ha vuelto de un mundial en el que lo dio todo y está volviendo a ser el mejor en el campo. Los jóvenes apretan a los veteranos y hay una lucha por la titularidad de la que el Real Madrid se beneficia y esto, esto es resultado al trabajo de Florentino y equipo que no han querido complacer un sueldo que no podía pagarse a quien lo exigía y han preferido renovar el equipo y de qué manera. Estamos viendo un Benzema que brilla, que llevaba 9 años siendo el socio de Cristiano y que ahora es él quien tiene un socio. Y qué dupla. Que alguien me diga que no disfruta viendo a Benzema y Vinicius. Y aún nos queda por descubrir a Brahim. Y que explote Asensio. Que explote que puede ser una maravilla. Y cuando todo este plantel reluzca, vamos a tener un equipo increíble que nos va a dar una era gloriosa y, quién sabe si de nuevo, galáctica.

Anuncios

Violencia de género ¿por qué?

El día en el que la sociedad deje de ver el feminismo como el otro extremo al machismo, habremos logrado dar un paso hacia delante.

Tal vez el problema resida en el concepto “feminismo“. Y es que, como toda etiqueta, es una palabra que no acaba de convencerme.

¿Por qué nos empeñamos en sexualizarlo todo?

¿Por qué hay que sexualizar las profesiones?

Sexualizamos hasta los juguetes de los niños.

Hasta los colores.

Nunca lo he entendido. Digo, que esto de las capacidades y habilidades va a personas y no a géneros.

He conocido a hombres con una mano exquisita para la cocina, mujeres manitas para la carpintería y construcción de todo tipo, hombres con dotes de liderazgo y otros sin ellas e igual de hombres.

“Es que las mujeres no tienen la misma fuerza que un hombre.”

Depende que hombre y a que mujer compares, claro, no generalicemos. Y en general, de creer en esta frase es que bien pocas mujeres has conocido.

En este camino me he cruzado con hombres enclenques con grandes capacidades y habilidades pero sin mucha fuerza y mujeres que me han levantado del suelo con un solo brazo y me han dado una vuelta en el aire.

E igual de femeninas.

Yo a ti te cojo con los dos brazos, las dos manos, haciendo fuerza de piernas con toda mi voluntad y mi alma y no te levanto medio palmo del suelo.
A ti. Seas quien seas. Peses lo que peses y midas lo que midas.

Y me pregunto ¿por qué si una mujer puede estar dotada de las mismas capacidades y habilidades que otro hombre, debe cobrar ella un sueldo menor?

¿Pretendemos que las mujeres cobren más que los hombres y gocen de un trato superior a ellos? No. Sería absurdo. No habríamos logrado una igualdad de género, tan solo otra desigualdad y entonces habría que emprender una nueva lucha.

“También hay hombres maltratados, no solo mujeres. ¿Por qué solo emprendes acción social por ellas?”

Tristemente también hay hombres maltratados. Y esta pregunta, no tan bien formulada y con tanto tacto, me ha llegado cientos de veces.

Bien. En un lugar en el que la cifra de mujeres agredidas y/o muertas a manos de su agresor/pareja son alarmantes, hay que dedicar más tiempo a poner remedio a esta situación y no tanto a cuestionar el porqué se lucha por esto y no por aquello.

En este post no me apetece entrar a debatir si una causa es más justa que la otra, o si hay más muertes de hombres en mano de mujeres que de mujeres en manos de hombres o viceversa. No vengo a demostrar el porqué hay que luchar por la eliminación de la violencia contra la mujer. No me siento orgullosa de que la cifra de mujeres muertas sea tan alta. Ni de que exista cifra de hombres maltratados. No vengo a competir en este terreno, porque no puede haber competición alguna con un tema como este. A diferencia de muchos internautas que se alegran, incluso, de la muerte de políticos. Pues yo no me alegro, por muy corrupta que haya sido, no me hace sentirme feliz ni bien su muerte. Lo mismo con esto. He recibido infografías en las que se detalla en porcentajes las muertes de hombres como si hubiera una competición abierta en la que la meta es lograr demostrar que hay cifras más altas de hombres que de mujeres, como si tuvieran que venir a concienciarme de que estoy cometiendo un crimen al luchar contra la violencia y desigualdad de la mujer. Y que estoy equivocada. Que estoy equivocada al luchar por mis derechos, por que se nos valore, se nos permita, incluso, decidir y por tener una igualdad merecedora. Nos estamos volviendo locos. Y también extremistas del otro bando. Me dais pena. Auténtica pena. Esto no es una competición. Esto no consiste en que SÓLO se luche por una causa. ¿A dónde queremos llegar? ¿A convertirlo en deporte nacional? Esto no consiste en preservar un único sexo y/o ponderarlo al mejor, hacerle reverencias y eliminar al opuesto. Se nos está yendo de las manos lo de la rivalidad.

Pero bien, mi respuesta, a la pregunta que me llega en varias ocasiones, es sencilla: soy mujer, tengo 25 años y capacidad suficiente para tomar decisiones. Lucho por lo que yo decido luchar. De igual modo que no vengo a decidir en tu vida, no pretendas con distintos argumentos convencerme de que cambie mi causa o el objetivo de ella.

Emprende tú tu propia lucha. Adelante. Y ánimo, tendrás que lidiar con personas como .

Realmente encuentro muy ABSURDO tener que justificarme ante esta pregunta.

Por costumbre nos centramos en los “no puede” en vez de en las ventajas, infinitas ventajas, de tener en frente, en nuestro entorno, a personas distintas a nosotros y en vez de realzar sus aptitudes, se inferioriza y se diferencia.

En algunos casos, incluso, se aísla.

Y así nos va y así nos luce el pelo.

Si dejáramos de lado las diferencias con los demás, y las físicas y sexuales, si olvidáramos juzgar a quien tenemos delante, si dejáramos la artificialidad a un lado…si nos empleáramos más a fondo en conocer las virtudes y capacidades y, sobretodo, si nos centráramos en cooperar y crear avances; nos iría mucho mejor.

Y es que el día que abráis la mente y veáis la belleza que reside en la diversidad, descubriréis un mundo nuevo.

Estamos de vuelta

¡Buenos días!

Que alegría poder decir que ya estoy de vuelta y con muchas ganas de poder enseñaros las actividades infantiles que más me gustan, opiniones, juguetes infantiles, ropa y muchas otras cosas.

Así que para empezar hoy voy hablaros de…

¡ACTIVIDADES MONTERSSORI!

Como ya sabéis, intento seguir este tipo de corriente educativa. He de confesar que no siempre lo consigo, ya sea por el ritmo de vida tan acelerado que llevamos o porqué simplemente, me equivoco queriéndolo hacer todo yo. Es verdad, que cada día intento mejorarlo, pero a menudo yerro.

También es cierto que a menudo, estamos haciendo este tipo de actividades sin darnos cuenta: ¿cuantas veces los niños/as nos ayudan a recoger la ropa del tenderete?, ¿limpian el polvo?, ¿preparan la mesa?… ¡Pues sí! Todo esto tan normal y habitual son actividades que las clasificamos como Montessori.

Mi hija parece tener la gran obsesión de hacerlo todo sola, ¿a quién se parecerá? Así que normalmente dejo que me ayude a lo que sea, ya que si no es así, se armaría una buena. Pero claro, estando rodeada de adultos independientes y autónomos ¿que puedo esperar de ella? Y cuando hablo de ella, no me refiero solo a mi hija, si no a la mayoría de infantes que habitan nuestro planeta.

Hoy me voy a centrar en el paraíso de la cocina. Ese paraíso tan estimulante y tan peligroso a la vez si no tenemos cuidado. Tocamos, olemos, chupamos, manipulamos, observamos, un lugar que nos ofrece infinitas actividades con los recursos que ya disponemos en casa.

A menudo, pensamos en comprar los mejores juguetes del mercado y a la vez, los más caros,  creyendo que nos ofrecen las mejores actividades educativas y no nos damos cuenta que lo mejor lo tenemos cerca, en nuestra casa.

La cocina nos ofrece la posibilidad para que nuestro pequeño/a nos ayude con la actividad que vamos a realizar como adulto y eso a ellos/as les apasiona.

¡Como le gusta a mi pequeña poder decir que me ayuda porqué ya es grande!

Lo único que adapté para ella fue un banco Montessori para que pudiese subirse (en ves de una silla) y acercarse a la encimera.

IMG_2317

Sinceramente, el material que ella utiliza no se lo suelo adaptar, los utensilios son reales los que podemos encontrar en cualquier cocina. A la hora de poner la mesa, ella lo hace en la nuestra. Nada de mesa pequeña para ella, pienso que debe sentarse a comer junto a nosotros y desarrollar su comportamiento social al participar de la vida familiar. Si no llega a poner los cubiertos adecuadamente, a medida que se haga más grande ya lo hará. Le podemos facilitar esta tarea creando unos manteles individuales en los que podemos dibujar los contornos de los objetos que vamos a utilizar para comer: vaso, plato y cubiertos.

Mantel-guia-588x350

¡Vamos a cortar!

Para empezar con esta tarea tan atractiva para ellos y tan preocupante para nosotros, podemos empezar con un pelador de verduras o de patatas. Primero hay que enseñarle a utilizarlo y explicarle lo peligroso que puede llegar a ser si no vigilamos.  Durante esta actividad, hay que asegurarse que los cortes se hacen de izquierda a derecha, nunca al revés. Cuando sea el turno de la criatura nunca debemos dejar de vigilarlo. Así podemos empezar por alimentos más tiernos como por ejemplo un plátano.

Con estas actividades establecemos unas normas a seguir: lavarnos las manos antes de manipular los alimentos, tirar los restos a la basura, limpiar la encimera con el paño y agua (podemos llenar un pulverizador), limpiar el material, guardarlo y recoger.

Con esto estará contento/a de poder participar en las actividades que cada día realizan los padres y las madres. Y realmente, lo que sí he podido comprobar, es que al cocinar, está más motivada a la hora de comer. ¿Os animáis a probar?

¡Hasta la próxima!

Mamarazzi

 

 

Dormir o no dormir con nuestros hijos/as

Últimamente estoy un pelín conectada a instagram porqué, entre otras cosas, disponemos de la herramienta para hacer encuestas. De esta manera puedo saber que opina la gente, cosa que me encanta, me gusta saber otros puntos de vista.

El otro día lancé la pregunta, ¿dormís con vuestros hijos? Y éste ha sido el resultado, 80% dice Sí a dormir con sus hijos/as frente a un 20% del No.

¿Que es lo correcto?

Des de el punto de vista evolutivo sabemos que los bebés necesitan dormir unas 17 horas al día para su bienestar físico y psíquico y no es hasta el primer año de vida (aproximadamente) que el niño/a haga durante el día períodos de 3 o 4 horas despierto y el descanso sea de 1 o 2 horas, por ejemplo, después de desayunar y después de comer, durmiendo ya por la noche entre las 10 y 12 horas. Pero no hay ni un bebé igual en todo el mundo, así que a la hora de dormir encontramos los que duermen más rato, otros que les cuesta más coger el sueño, unos quieren más o menos compañía, otros necesitan del chupete, etc.

Y es donde entra el papel tan importante que hacemos las familias y cómo lo hacemos para dormir todos y descansar.

Buscando artículos de opinión sobre las ventajas y desventajas de dormir con nuestros hijos/as, pediatras y psicólogos nos informan tanto de lo bueno como de lo malo.

Voy a empezar por las desventajas que me han llamado más la atención:

1. Recomiendan que duerman solos a partir de los 7 meses o el año para que se acostumbre a dormir solo.

2. Peligro de asfíxia si duerme con los padres en la misma cama.

3. Hijos/as poco autónomos, manipuladores en el ámbito matrimonial y con problemas de socialización.

4. Niños/as con baja autoestima, tímidos.

5. Peligros en la relación de pareja.

6. Incomodidad durmiendo juntos en la cama.

7. Falta de intimidad en la pareja.

8. El sueño de los niños es de menor calidad, tienen más pesadillas y otros problemas relacionados con el sueño.

9. Si el bebé se despierta, los padres acuden a él y no dejan que se duerma otra vez solo.

En cambio hay muchos artículos en los que se habla de los beneficios del dormir con los más pequeños y resulta ser todo lo contrario a las desventajas. Es cierto, que cada vez se habla más de los beneficios que no de lo contrario.

1. Facilita la lactancia y comen más.

2. El niño/a no se estresa y llora menos.

3. Se reduce el riesgo de muerte súbita.

4. Niños/as más seguros de sí mismos.

5. Padres más tranquilos.

6. Se fortalece el vínculo paterno-filial.

7. Los bebés regulan mejor su temperatura.

8. La pauta de sueño es más regular.

9. Dormir con el bebé es beneficioso para los padres.

10. Beneficia el desarrollo cerebral infantil.

A pesar de las diferencias y contradicciones que hay en los artículos que he ido leyendo, en una cosa coinciden; en el riesgo de asfixia. Las almohadas, sábanas, poco espacio en la cama, entre otros, son peligros a tener en cuenta.

También hay que diferenciar el colecho con el que el niño/a duerma en la misma habitación con los padres. El peligro de asfixia lo encontramos en el colecho (dormir en la misma cama). Así y todo, la neurociencia respalda el colecho hasta los tres años de edad, incluso Sunderland, autora del libro “La ciencia de ser Padres” recomienda que durmamos con ellos hasta los 5 años.

La enfermera de mi hija es un poco chapada a la antigua vendría a ser como la del apartado de las desventajas, así que cuando tenemos consulta y pregunta por los hábitos que tenemos en casa, si os soy sincera, alguna que otra vez la he mentido para que no me riña ni me juzgue como madre y hacerme sentir mal por responder algo que ella está en contra. Así que no le cuento mucho en como hacemos las cosas ya que tanto su padre como yo intentamos hacerlo lo mejor posible.

Hay que hacer lo que estemos dispuestos a hacer y sobretodo, no hacerlo a disgusto. Responder a las necesidades de nuestra hija ha sido nuestra prioridad. La pasamos a su habitación con un año y medio y con unas rutinas fijas que no nos hemos saltado nunca y que ahora con tres años que tiene ya sabe lo que hay que hacer después de una actividad (bañera – cena – cuento – dormir). Cuando acaba la explicación del cuento que leemos cada noche, ella cierra el libro, lo deja en la estantería y responde con un “y ahora a momir“.

Cuando era pequeña, como madre, no entendía el ritmo del sueño de mi hija, me costó mucho (unos 7 meses) saber como actuar y fue cuando empecé a establecer las rutinas de la noche cada día de la semana. He de explicar que acudía a ella siempre que me reclamaba y estando en la misma habitación, pero ella en su cuna y yo en mi cama. A su cuna le quitamos la barandilla para engancharla a nuestra cama y así me resultó más cómodo porqué no tenía ni que levantarme para acercarme a ella.

Para mí, el cuento fue una salvación divina. Aun así estamos en proceso de aprender a dormir, actualmente me voy de su habitación de puntillas sigilosamente cuando está dormida. Cuando empiece el nuevo curso aprenderemos a como dormir solos (en el caso que lo vea necesario) y digo aprenderemos porque ni yo sé como hacerlo. Tenemos la gran suerte de que nuestra hija nos está enseñando muchas cosas nuevas que en la vida me había planteado.

Si durante la noche se despierta ella sabe que puede dormir con nosotros. Yo creo que aquí muestra lo independiente que es, ella decide cuando quiere venirse a nuestra cama. Y no lo hace cada noche, ni mucho menos, es de vez en cuando.

Como no somos una familia millonaria y debemos trabajar los dos y por lo tanto, levantarnos muy temprano, lo que queremos es descansar y dormir, así que si tiene que venirse a nuestra cama, adelante. Y no estoy viendo que mi hija sea una manipuladora matrimonial (como se dice en el apartado de desventajas), ni que tenga ningún tipo de trauma, incluso observo que el tema de la socialización lo lleva bien, le encanta jugar con los demás niños/as.

No voy a perder el tiempo en ir a su habitación y esperar a que se duerma de nuevo y nosotros, ponernos más nerviosos porqué vemos como pasan las agujas del reloj y contamos lo poco que falta para ir a trabajar.

He de confesar que cuando se viene a mi cama a dormir, siento una paz interior y estoy mucho más relajada. Menos cuando tiene la noche movida y las patadas van que vuelan, eso ya no me da tanta paz. Pero me gusta notarla cerca de mí, olerla y que me abrace.

Definitivamente, creo que como padres/madres hacemos lo mejor para nuestros hijos/as y por muchos estudios que hayan creo que debemos hacer lo que nuestra conciencia de padres nos dicte, que es lo mejor para nuestros peques y para nosotros mismos.

La era de la vagancia

Cada vez más tenemos facilidades para todo y en lugar de usarlo como ventaja, lo usamos como comodidad permitiendo que la tecnología, por ejemplo, nos sustituya. Es asombroso. Hasta para jugar nos estamos volviendo vagos. Sí. Vagos.

Veo a mi alrededor niños y niñas dominando juegos de última generación y no por haber desarrollado habilidades y capacidades. Muchos videojuegos permiten que se exploten estrategias que nuestro cerebro es capaz de desarrollar. Lejos de alcanzar los logros por ingenio se consiguen por vía rápida porque no hay nada como empezar un videojuego teniendo infinitas monedas, altos niveles de habilidad del personaje, objetos desbloqueados, fuerzas invencibles… Y todo esto ¿Cómo? Mediante hacks, le denominan. Pequeñas descargas de archivo que permiten que seas el dios del juego nada más empezar y así domines desde ya, el videojuego. Se ha perdido la magia de descubrir el juego poco a poco, pensar durante un buen rato como batir el obstáculo, como lograr recompensas. Se ha perdido la finalidad de los videojuegos de estrategia porque ahora solo sirven para entrar en batallas de ego.

Me gustaría.

Me gustaría que algo cambiara.

Bueno me gustaría que cambiaran muchas cosas.

Pero empecemos por detalles pequeños.

Me gustaría que en la televisión se vendiera menos productos y se vendiera más; más de lo otro.

Me gustaría que en lugar de tanto medicamento de venta en farmacias se vendieran naranjas; por ejemplo. Sí. Naranjas. La fruta. La naranja en sí. Sus beneficios de tomarla en ayuno día si y día también. En un anuncio el beneficio para el organismo al tomarla en ayuno, en otro anuncio cómo refuerza el sistema inmune (así rollo el ACTIMEL si lo preferís, no importa.) Se podría vender igualmente el medicamento pero no solo subirían las ventas de naranjas sino también la buena salud y tal vez no se consumirían tantos medicamentos. Ah, que tal vez sea este el problema. Bueno entonces que las naranjas hicieran competencia a los zumos granosos enriquecidos con azúcares. ¿Qué me decías de la venta de naranjas? Se enriquecerían las “fabricas de naranjas”; incluso a lo mejor se nos va la olla y nos da por plantar naranjos y creamos más naturaleza en lugar de destruirla.

No importa que no se explique lo malo que es cortar un resfriado con aquellos medicamentos que no lo curan, sino lo frenan o cortan; que se sigan vendiendo que son la solución, de acuerdo pero que también se venda como alternativa que “(voz masculina o femenina típica de anuncio) Uh…desde que desayuno un zumo de naranja natural en ayunas no me resfrío como antes”.
Lo más próximo que he visto a lo que tanto me gustaría es la marca LIDL anunciando exprimidores automáticos de oferta en sus tiendas. Bien, no está mal. Podría estar mejor.

Me refiero a que son miles y miles de euros destinados a una publicidad que atenta más que otra cosa con la salud de la persona en lugar de construir consejos y buenos hábitos.

Entiendo perfectamente que es una rueda; las marcas/empresas generan publicidad para atraer más público y más venta, con ello proporcionan a la cadena dinero para sus producciones. Y está bien. Solo digo que ME GUSTARÍA que creciera la otra publicidad.

Amaia Montero lanza su nuevo tema 'Mi Buenos Aires'

Amaia Montero nos ha presentado hace 7 horas en su canal de YouTube su nuevo tema ‘Mi Buenos Aires’.

Hace tres mes publicaba ‘Nacidos para creer‘. Una canción que envolvía de locura a sus más fieles seguidores; un aire muy distinto, una letra muy directa para quienes tanto han juzgado sin saber apenas la verdad sobre ella, un tema que a día de hoy ha logrado 4.291.425 visualizaciones.

En ambos temas podemos ver a una nueva Amaia, una artista que vuelve renovada.

Siempre hemos oído la dulce voz de la joven irunesa y ahora nos muestra su lado más intrépido y agresivo en cuanto a voz hablamos. Una voz mucho más madura, una voz fuerte y rasgada.

Amaia es un talentazo. Puede renovarse, volver cambiada y aún así no hay otro artista con la que puedas confundirla. Ella se distingue. Es inimitable. Inconfundible. Tanto en su etapa de dulce voz como en la renovada Amaia.

Cabe decir que en sus letras, tanto ‘Nacidos para creer’ como ‘Buenos aires’, nos acerca a sus vivencias y es que en sus letras palpamos una cantante que ha vivido lo mejor y peor de la cima y lo mejor y peor de la sombra. Y ahora llega para regalarnos cuánto ha aprendido en forma de canción.

Solo podemos decir “Gracias Amaia por no dejarnos nunca indiferentes.

Os dejamos el videoclip de ‘Mi Buenos aires’