Violencia de género ¿por qué?

El día en el que la sociedad deje de ver el feminismo como el otro extremo al machismo, habremos logrado dar un paso hacia delante.

No hay comentarios

El día en el que la sociedad deje de ver el feminismo como el otro extremo al machismo, habremos logrado dar un paso hacia delante.

Tal vez el problema resida en el concepto “feminismo“. Y es que, como toda etiqueta, es una palabra que no acaba de convencerme.

¿Por qué nos empeñamos en sexualizarlo todo?

¿Por qué hay que sexualizar las profesiones?

Sexualizamos hasta los juguetes de los niños.

Hasta los colores.

Nunca lo he entendido. Digo, que esto de las capacidades y habilidades va a personas y no a géneros.

He conocido a hombres con una mano exquisita para la cocina, mujeres manitas para la carpintería y construcción de todo tipo, hombres con dotes de liderazgo y otros sin ellas e igual de hombres.

“Es que las mujeres no tienen la misma fuerza que un hombre.”

Depende que hombre y a que mujer compares, claro, no generalicemos. Y en general, de creer en esta frase es que bien pocas mujeres has conocido.

En este camino me he cruzado con hombres enclenques con grandes capacidades y habilidades pero sin mucha fuerza y mujeres que me han levantado del suelo con un solo brazo y me han dado una vuelta en el aire.

E igual de femeninas.

Yo a ti te cojo con los dos brazos, las dos manos, haciendo fuerza de piernas con toda mi voluntad y mi alma y no te levanto medio palmo del suelo.
A ti. Seas quien seas. Peses lo que peses y midas lo que midas.

Y me pregunto ¿por qué si una mujer puede estar dotada de las mismas capacidades y habilidades que otro hombre, debe cobrar ella un sueldo menor?

¿Pretendemos que las mujeres cobren más que los hombres y gocen de un trato superior a ellos? No. Sería absurdo. No habríamos logrado una igualdad de género, tan solo otra desigualdad y entonces habría que emprender una nueva lucha.

“También hay hombres maltratados, no solo mujeres. ¿Por qué solo emprendes acción social por ellas?”

Tristemente también hay hombres maltratados. Y esta pregunta, no tan bien formulada y con tanto tacto, me ha llegado cientos de veces.

Bien. En un lugar en el que la cifra de mujeres agredidas y/o muertas a manos de su agresor/pareja son alarmantes, hay que dedicar más tiempo a poner remedio a esta situación y no tanto a cuestionar el porqué se lucha por esto y no por aquello.

En este post no me apetece entrar a debatir si una causa es más justa que la otra, o si hay más muertes de hombres en mano de mujeres que de mujeres en manos de hombres o viceversa. No vengo a demostrar el porqué hay que luchar por la eliminación de la violencia contra la mujer. No me siento orgullosa de que la cifra de mujeres muertas sea tan alta. Ni de que exista cifra de hombres maltratados. No vengo a competir en este terreno, porque no puede haber competición alguna con un tema como este. A diferencia de muchos internautas que se alegran, incluso, de la muerte de políticos. Pues yo no me alegro, por muy corrupta que haya sido, no me hace sentirme feliz ni bien su muerte. Lo mismo con esto. He recibido infografías en las que se detalla en porcentajes las muertes de hombres como si hubiera una competición abierta en la que la meta es lograr demostrar que hay cifras más altas de hombres que de mujeres, como si tuvieran que venir a concienciarme de que estoy cometiendo un crimen al luchar contra la violencia y desigualdad de la mujer. Y que estoy equivocada. Que estoy equivocada al luchar por mis derechos, por que se nos valore, se nos permita, incluso, decidir y por tener una igualdad merecedora. Nos estamos volviendo locos. Y también extremistas del otro bando. Me dais pena. Auténtica pena. Esto no es una competición. Esto no consiste en que SÓLO se luche por una causa. ¿A dónde queremos llegar? ¿A convertirlo en deporte nacional? Esto no consiste en preservar un único sexo y/o ponderarlo al mejor, hacerle reverencias y eliminar al opuesto. Se nos está yendo de las manos lo de la rivalidad.

Pero bien, mi respuesta, a la pregunta que me llega en varias ocasiones, es sencilla: soy mujer, tengo 25 años y capacidad suficiente para tomar decisiones. Lucho por lo que yo decido luchar. De igual modo que no vengo a decidir en tu vida, no pretendas con distintos argumentos convencerme de que cambie mi causa o el objetivo de ella.

Emprende tú tu propia lucha. Adelante. Y ánimo, tendrás que lidiar con personas como .

Realmente encuentro muy ABSURDO tener que justificarme ante esta pregunta.

Por costumbre nos centramos en los “no puede” en vez de en las ventajas, infinitas ventajas, de tener en frente, en nuestro entorno, a personas distintas a nosotros y en vez de realzar sus aptitudes, se inferioriza y se diferencia.

En algunos casos, incluso, se aísla.

Y así nos va y así nos luce el pelo.

Si dejáramos de lado las diferencias con los demás, y las físicas y sexuales, si olvidáramos juzgar a quien tenemos delante, si dejáramos la artificialidad a un lado…si nos empleáramos más a fondo en conocer las virtudes y capacidades y, sobretodo, si nos centráramos en cooperar y crear avances; nos iría mucho mejor.

Y es que el día que abráis la mente y veáis la belleza que reside en la diversidad, descubriréis un mundo nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s