Artículos de opinión

Nuestra experiencia en…

Al llegar a nuestra habitación, la habitación Deluxe, la primera impresión fu buena, agradable. Una habitación amplia y limpia con una pequeña salida al exterior. Con todos los accesorios necesarios y un detalle de bienvenida (una botella de vino blanco de la casa), que por cierto, acabamos comprando.

Hotel Balneari Vichy Catalán

Estilo: elegante y tradicional

Aparcamiento: Aire libre, gratuito y sin vigilancia

Restaurante: cocina mediterránea

Wi-Fi: Si

Spa: con piscina cubierta de hidromasaje y otra con cascadas. Con duchas de vapor y una gran variedad de tratamientos.

Al entrar nos encontramos con una majestuosa fachada del edificio. Y su entrada hacia la recepción del hotel.

La habitación

Al llegar a nuestra habitación, la habitación Deluxe, la primera impresión fu buena, agradable. Una habitación amplia y limpia con una pequeña salida al exterior. Con todos los accesorios necesarios y un detalle de bienvenida (una botella de vino blanco de la casa), que por cierto, acabamos comprando.

Al rato de estar en la habitación empecé a observar bien de cerca los detalles.

Nos encontramos un par de detalles negativos.

Una placa del techo situada encima del sanitario, con la sensación de que de un momento a otro se iba a caer y la ventana de la ducha sellada con cinta americana.

Creo que por el precio que pagamos por esa habitación estos errores deberían de corregirse.

El restaurante

A la hora de cenar nos quedamos en el restaurante del hotel, Delicius, con un amable y rápido servicio. Cocina mediterránea, de buena calidad y generosos platos. No nos quedamos con hambre.

Con opción a un menú variado (unos 20€ por persona) o bien uno de degustación (39€ por persona). Os enseño la foto de mi menú (tenía la opción de hacer dos primeros platos sin pagar nada extra).

1- Verduras rebozadas

2- Huevos revueltos

3- Helado de vainilla y chocolate desecho.

El desayuno de la mañana siguiente (buffet libre) era correcto.

Experiencia en el spa.

Me gustó mucho que en la habitación nos dejaran el albornoz y las zapatillas para ir directamente cambiados. La atención del spa por parte de la recepcionista fue atenta y amable.

Me esperaba mucho más y mejor. Supongo que por el nombre que tiene me imaginaba un circuito termal más amplio. Este tipo de spa lo he encontrado muy similar en otros hoteles menos conocidos y sin coste adicional. Con lo que pagas en la habitación, el spa es un servicio que se paga a parte.

Eché en falta una buena explicación de por donde empezar, que orden nos aconsejan hacer y ese tipo de cosas. También observé que hace falta un poco más de mantenimiento, no se puede tener una puerta oxidada.

Los 60′ nos pasaron volando, pero salimos muy relajados y en general contentos.

Así que la nota que le doy a mi experiencia es de:

6.2

¡Hasta la próxima viajeros!