Entrevistas

Akira "El camino es la recompensa"

Entrevista al pintor peruano Akira.

El camino es la recompensa.

Y es que a veces vivimos con la mirada fija en la meta. Obsesos por llegar a la meta y nos perdemos las maravillosas vistas que nos ofrece el camino.

Esta frase es Akira quien nos la concede en su entrevista.

¿Con qué estilo se define Akira?

Mi obra es una mezcla de dibujo a lápiz con planos de color sólidos, esta es la parte de mi trabajo que hasta ahora no ha cambiado. En un inicio utilicé bastantes recursos visuales del Pop-art y el superflat, pero actualmente busco una experiencia más profunda y espiritual, entonces me he quedado con lo esencial: la línea, el volumen y el color.

¿Qué nos quiere decir con sus pinturas?
Busco establecer una conexión espiritual con el espectador, que se conmueva, como cuando disfrutamos de una vista magnífica en los andes, una noche estrellada, el mar, un atardecer.

¿Cómo se vive la pintura en Perú?
Uno puede pensar que el peruano promedio no tiene mucho interés en la pintura, pero sin embargo en algunas ocasiones me he sorprendido haciendo colas de treinta minutos para entrar al MALI (Museo de Arte de Lima).
Disfrutamos con regularidad exposiciones antológicas de artistas consagrados, selecciones de piezas pre-hispánicas, muestras de pintura virreinal, republicana; tenemos un gran legado que se encuentra en movimiento. Es un hecho que hace falta bastante difusión y que las escuelas formen una simbiosis con los museos, pero por lo menos la cultura está a la mano y al alcance de todos, solo hace falta que la gente se entere un poco más de estas actividades.
En el ámbito del arte actual contamos tanto con espacios tradicionales como alternativos, hay galerías y salas de exhibición para quienes trabajan de manera más tradicional, como también para quienes trabajan en nuevos medios.

¿Con qué obstáculos se encuentra o se ha encontrado?
El tiempo. Como artista joven y dada la situación actual del Perú, debo alternar mi tiempo de trabajo en el taller con la docencia. Aunque me encanta y nunca la abandonaría, me gustaría que la docencia solo fuese un 25% de mi vida.

¿Dónde nace su inspiración?
Del día a día, pienso que el trabajo es una extensión de la personalidad del artista. Todas las vivencias y estímulos que el artista recibe van formando el caldo de cultivo para una próxima obra. Así como un escritor nunca deja de pensar en su novela mientras la escribe, un pintor jamás deja de pensar en el cuadro que está resolviendo. Entonces en un momento dado, hasta una hoja que cae del árbol puede ser la solución o el detalle que faltaba en una obra.

¿Alguna obra suya que le haya marcado? ¿Por qué?
Todas me marcan cuando estoy en el proceso de crearlas, el proceso es lo que más disfrutan la mayoría de artistas, porque en ese lapso de tiempo son todo promesas. Una vez terminada la obra la ilusión suele romperse, entonces vas por otro lienzo.

Un mito, un ídolo…?
Tilsa Tsuchiya

¿Su proyecto actual?
Estoy preparando una exposición individual para mediados de octubre en la Fundación Euroidiomas. El nombre tentativo es “Teoría del olvido”, para esta muestra estoy trabajando con una amalgama de historias y leyendas antiguas tanto peruanas como japonesas. No puedo subir imágenes de las obras terminadas aún pero pueden seguir el proceso en instagram y Facebook:

¿Qué les diría a los que están empezando?
“El camino es la recompensa”

Akira… ¿qué le pides al 2018?
Paz y tranquilidad, por lo menos hasta que termine las obras de la muestra! Luego de la inauguración se puede terminar el mundo, de hecho se termina por lo menos para mi, hasta que me embarque en un nuevo proyecto