Entrevistas

Guadalupe Masa, una artista del pincel

Vivimos en un país en el que la cultura se ve afectada por un 21% de ahogo para los artistas. Un país de luchadores. De supervivientes que, a pesar de todas las trabas del estado español, consiguen sus sueños en el mundo del arte. Luchadores con talento innato. Un país sin cultura está perdido. Cuántos artistas dejan el camino cerca de lograr la meta sin saberlo. Esto no le ha ocurrido a nuestra entrevistada de hoy. Ella es pura alma. Es energía en colores plasmados con acrílicos. El agua es vida y sus obras son sentimientos. Guadalupe Masa, una artista del pincel que nos ha concedido una entrevista. Una artista de la que tenemos el honor de decir que es de nuestra tierra.

¿Cómo fue el primer contacto con el pincel?

Desde la niñez ya me gustaba pintar y tenía todas mis libretas dibujadas, en cuanto cogía un papel lo dibujaba; era lo clásico en mi.

¿Empezaste con un papel y unos colores?
Sí, unos colores y haciendo unos dibujos de muñecos y paisajes.

¿Ya desde pequeña pintabas paisajes?

Sí, tenía toda la habitación de dibujos colgados en las paredes. En mi casa me han incentivado para la pintura, en este aspecto me han apoyado mucho.

¿Conservas algunos de esos dibujos de cuando eras pequeña?

Yo creo que sí, que todavía debo tener algunos blogs en los que hacía dibujos de moda y me gusta conservarlos para ver como he ido evolucionando.

¿Cómo nacen esas ideas abstractas?

Ha habido toda una evolución. Estudié en la universidad de Bellas Artes en Barcelona y me especialicé un poco en abstracto; es en ese momento cuando encuentras tu estilo. Nace buscando el color.Al pasar por toda una enseñanza clásica, desde el lienzo al carboncillo, distintas disciplinas, la escultura…y con toda esa programación acabas encontrando lo que a ti más te atrae.

Y a ti te atrae más el arte abstracto.

Si, hubo un momento en el que vi que lo que más atraía, por encima de todo, era el color; la mancha. Y la figura o la parte figurativa de la composición pues no me interesaba tanto y allí pues ya fue cuando me metí de lleno. Hubo un curso que hicimos en la universidad sobre sensiología que consistía en trabajar los 5 sentidos y entonces ahí es cuando empiezas a interpretar lo que es la abstracción. Buscar la esencia de la pintura, que para mi es el color. Quitar todo lo superfluo y quedarse con el alma. Eso es lo que a mi me gusta.

¿Recuerda la primera de todas las pinturas que hizo?

Sí, que la recuerdo. Fue un cambio de una búsqueda dura. Parece mentira pero cuando buscas un propio lenguaje, de alguna manera tienes que ensuciar, borrar y trabajar mucho y cuando sale la idea, en un momento de desesperación, dices ¡ep! Acabo de ver esto. Por aquí quiero ir. Este es mi camino. Y fue un cambio entonces, sobre el 2000, yo terminaba mi carrera en el 1992 y fue cuando encontré mi estilo y no me he movido de aquí.

¿Cuántas horas pueden llevarle un cuadro?

Eso es muy relativo, puedo decirte que me llevan casi los 40 años que llevo pintando. Tal vez puedo sacar un cuadro en 2 horas y luego tirarme dos semanas pensando, madurando, mejorando la idea y toda la vida, un artista, está continuamente perfeccionando.

Mi forma de trabajar es con técnicas acrílicas, mucha agua, muy espeso y tengo que ir dejando que se seque un cuadro y mientras me voy a otro cuadro. También depende de la mida. Yo por ejemplo trabajo mejor en mayor tamaño. Aunque al final tienes que hacer de todo, depende del mercado de la demanda… Es un trabajo que no se acaba nunca, cada día te sorprende porque, parece mentira, pero a mis 40 años la pintura me sigue sorprendiendo porque sigo investigando, veo una nueva idea, una nueva mancha, un color que te sugiere otra cosa y quieres probar una nueva historia o vas aprendiendo nuevas técnicas que han salido en el mercado a ver como las incluyo dentro de mi estilo…es todo un mundo.

¿Una obra tuya que más te haya marcado?

Las obras del 2000 porque son las que marcaron un cambio, son como hijos tuyos al final. Esas son las que tengo más presentes.

¿Obstáculos con los que se haya encontrado?

El mercado. En general en Cataluña, para mi, el mercado está bastante centralizado. No sé como decirlo, hay cuatro o cinco personas que mueven el mundo del arte y a partir de ahí entrar es difícil. HE estado trabajando en Madrid y en Europa y EEUU y es donde más estoy trabajando, también es una forma de salir y no quedarse sólo aquí, ya que está muy cerrado por lo que te digo; por las cuatro o cinco familias que mueven el arte.

¿Tu última obra? ¿Dónde podemos verla?

Mis obras normalmente pueden verse en mi blog, intento tenerlo siempre actualizado y, así, tenerlo más a mano.

En galerías físicas tengo una obra aquí en Barcelona, en plaza real en SETBA.

Internet ha revolucionado todos los sectores. ¿Consideras que en el sector de la pintura Internet ha beneficiado más que perjudicado?

Si, yo creo que si. Clientes que habían venido por galería y les había perdido la pista me han buscado y encontrado gracias a internet. Está abriendo muchas puertas.

¿Afecta el 21% en la pintura?

Ahogan, mucho. Imagínate el 21%. Desde los libros de texto hasta el arte.

¿Tu proyecto actual?

Ahora mismo voy haciendo diferentes series. Desde hace unos años estoy con Código Flamenco que la traslado a diferentes medidas. Me gusta mucho la música flamenca y la estoy trasladando de forma abstracta y a mi forma de trabajar.

¿Qué les dirías a los que están empezando?

Que trabaje mucho las tecnologías. Parece una tontería, pero si quiero hacer una prueba de color con alguna de mis obras lo hago con photoshop. La nueva tecnología ayuda a hacer estas pruebas, a hacer variaciones, a descubrir de forma mucho más ágil. De otro modo tienes que gastar más en pruebas. Antes, incluso, ibas con libros. El acceso es más fácil, ahora coges una Tablet y lo tienes en seguida.

¿Un mito, un ídolo del pincel?

Soy muy de Goya. El color, las luces y sombras es muy dramático. También Saura y Antoni Clavé me gustan mucho. He ido alimentándome de todos ellos. Lo último que visto es Rita Cabellut dentor del realismo está trabajando también con abstracto y es impresionante

¿Qué le pides a este 2018?

Le pido poder trabajar, encontrar nuevos retos, encontrar gente que confíe y crea en el artista, que es un trabajo más duro.
Tú estás en el estudio trabajando y no sabes si se va a entender, si va a gustar o no; cuando expones la obra es cuando te das cuenta de si tienes que seguir o no.